Giuseppe Caputo

Giuseppe Caputo (Barranquilla, Colombia, 1982) es autor de las novelas Un mundo huérfano, que será publicada en Colombia a mediados del 2016 por Literatura Random House, y Se va un hombre, aún inédita. Ha escrito también los poemarios Jardín de carne, El hombre jaula y Los nacimientos de Jesús. Es MFA de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Iowa, donde además se especializó en estudios queer y de género. Colabora con la revista Arcadia y el diario El Tiempo. Trabaja actualmente como Director de contenidos culturales de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, FILBo.

a

Portada Un mundo huerfano_web

a

Un mundo huérfano

Literatura Random House, julio de 2016 / 220 páginas

Derechos adquiridos porLiteratura Random House (Mundiales en español).

“El cuerpo es el protagonista de la novela, bien como carne de cañón, bien como objeto del deseo. Combinando esos dos planos, Giuseppe Caputo ha reescrito la violencia colombiana. Novedoso de principio a fin, Un mundo huérfano parte de lo conocido para elevarlo a estratos deslumbrantes y enrarecidos de la conciencia.” – Laura Restrepo

Un mundo huérfano es una novela de ruptura, provocadora, tanto en el tratamiento de la materia narrativa como en el manejo del lenguaje, tan preciso y contundente. Detrás de su algarabía y libertinaje, yace un profundo sedimento de tristeza, la sensación de abandono y vulnerabilidad en una tierra carcomida por las fuerzas de la muerte. Pero sorteando esos extremos, Caputo trata a sus personajes con compasión y hasta ternura. Una obra que conmoverá al lector”.                                        – Horacio Castellanos Moya

“En Un mundo huérfano, Giuseppe Caputo cuenta, con una ternura inmensa y gran dosis de poesía y humor, la historia de un hijo que termina haciendo las veces de padre de su padre; brutal, bellísima, esta novela desolada, descarnada y violenta, que puede afectar algunas sensibilidades, como dicen en televisión, muestra también la crueldad de una sociedad homofóbica que destruye todo lo que no comprende. Desde el lugar de intimidad desde el que parte, esta novela puede, sin duda, hablar más de la sociedad colombiana que muchas otras de mafias, sicarios y traquetos.” – Piedad Bonnett

“En esta novela eléctrica y excéntrica, llena de sorpresas tan maravillosas como coherentes, Giuseppe Caputo construye una estética de lo que es a la vez ausente y concreto: de las cosas sin mundo y de los mundos que se acaban. Funda una ciudad sobre leyes poéticas, bajo una noche brillante y al borde de un mar triste como la promesa de la felicidad. Al mirar la profundidad de la pérdida, encuentra el sentido más íntimo de la confianza. La novedad de su narrativa y la verdad de su intuición desorbitarán al lector. A mí me deslumbraron.” – Carolina Sanín

Me gustan las novelas que hablan de plata. Las novelas que no hablan de plata, sobre todo las que disimulan el tema solucionando los problemas económicos de los personajes con alguna fórmula facilona, generalmente fracasan libidinalmente. La cadena de energía deseante se rompe. Falta la falta. Carecen de carencia. No hay hambre en un sentido profundo. Las novelas sin plata son novelas pechofrío. Estoy leyendo Un mundo huérfano, de Giuseppe Caputo, y una de las cosas que más me gustan (que son muchas) es que es una novela sobre la quiebra del deseo, sobre el deseo de la quiebra, sobre la quiebra del cuerpo y sobre cómo dos personajes soberbios en su vulnerabilidad y su ternura, le van dando cuerpo a la quiebra más radical. Caputo vino para quedarse. Y su libro filtra influencias caribeñas y excéntricas muy necesarias en la literatura colombiana: de Reinaldo Arenas a Virgilio Piñera, pasando por Bellatin, Salvador Garmendia o Marosa di Giorgio.” – Juan Cárdenas

Un mundo huérfano es una gran novela, una novela honda y compleja, que abraza al lector en la ternura y el patetismo de sus personajes tan fantasmagóricos como reales, en las formas sorprendentes de sus incontables soledades, y en la magnificencia del amor filial. El lector queda agradecido de que tanta hermosura haya sido puesta en papel.”    – Marianne Ponsford

Me senté a leer Un mundo huérfano y, la verdad, todavía estoy impactado tratando de digerir este poderoso relato y esta maravillosa narración de Giuseppe Caputo. Mi más cariñoso abrazo de felicitaciones.” – Alonso Sánchez Baute

“Cada tanto ocurre que un autor se emprende en la tarea de trazar, por medio de su imaginación, una cosmología propia. Ese es el caso de Giuseppe Caputo y de su ópera prima Un mundo huérfano, una novela que, mediante un lenguaje estrictamente poético, pulido hasta la saciedad por su autor, funda un universo tan extraño como singular, donde un padre y su hijo deciden sobrellevar la escasez material recurriendo a la abundancia simbólica.” – Christopher Tibble, Arcadia

“Me dejó sin palabras.” – Amalia Andrade

“Giuseppe Caputo acaba de regalarnos una de las mejores novelas en clave queer de la novelística colombiana de todos los tiempos: Un mundo huérfano. Mi conmoción es total. Varios días he deambulado sin poder comprender el poder de semejante relato. Por ahora gracias Random. Y gracias Sr. Caputo. Bienvenido al canon.” – Nicolás Morales

a

Un padre y un hijo intentan sobrevivir a la pobreza. Viven en un barrio oscuro, sin faroles, a orillas del mar. A veces encuentran en la playa ofrendas inverosímiles que les hacen las olas: relojes, sartenes, un sofá. Mientras idean planes para conseguir comida y dinero, uno más delirado e hilarante que el anterior, un episodio brutal de violencia termina confrontando la manera como quieren vivir.

Un mundo huérfano es un canto a la noche y a las estrellas. Ocurre de noche y celebra la noche y todo lo que interrumpe la oscuridad: las luces y lentejuelas que alumbran los bailes en una discoteca, los espejos de un sauna, el resplandor de un parque de diversiones, los dibujos que el padre hace en las paredes de la casa con el fin de decorarla.

Esta es una novela sobre la pobreza pero también sobre la recursividad ante la pobreza; una reflexión sobre el cuerpo como espacio de placer y espacio de violencia. Y sobre todo, una carta de amor de un padre a su hijo y de un hijo a su padre en medio de un contexto de adversidad y soledad radical.