Javier Elizondo

Javier Elizondo (México, 1985) es colaborador de las revistas Letras Libres, Crítica, y el suplemento cultural Confabulario. Javier ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en el programa Jóvenes Creadores, categoría Novela, en 2014-15. Se ha desempeñado como editor literario en el Fondo de Cultura Económica, Ediciones SM, Conaculta, y jefe de redacción en la revista Gatopardo. Solar es su primera novela.

 

Solar 

Manuscrito / 137 páginas

Una novela en la que los límites entre la vida y la muerte se tensan hasta deshacerse por completo.

Tres autores —mediocres de pluma y pensamiento— intentan explicar un suceso que los atraviesa desde el estómago hasta el apellido: la nieta y su hijo, el bisnieto, observan, en páginas impresas, el supuesto encuentro del abuelo con el fantasma con quien mantuvo un diálogo “una fría y muy extraña noche en la que la gente no durmió bien. Esa noche, estoy cien por ciento seguro, ni una sola persona sobre la faz de la tierra durmió como Dios manda”. El relato del abuelo, viejo cruel, decididamente maldito, reposa en La primera escucha, un libro con pretensiones de doctrina que se escurre durante tres generaciones hasta lograr su único objetivo: convertir a la familia entera en un solo fantasma, una piedra enorme que ninguna máquina es capaz de levantar.

         Con La primera escucha el abuelo creía poder enseñar a otras personas a trabar una conversación con un fantasma, eso sí: era imposible hacerlo con sólo leer el libro; aunque éste fuera de suma importancia. Su idea, también, era que el libro sufriera distintas revisiones y reediciones por parte de cada uno de los miembros: La segunda escucha, La tercera escucha, etcétera… La gran pregunta que ronda a los protagonistas de Solar es: ¿en dónde comienza y en dónde termina el fantasma? Y, precisamente, ¿quién, o qué, es ese fantasma? Los personajes parecen, a ratos, unos siniestros fanáticos entregados a un proyecto atroz, violento y completamente descabellado. A veces, sin embargo, se presentan como las víctimas de una maldición ya indestructible. Solar, al final, es una antología de muertes y de las, a veces muy insospechadas, consecuencias que tienen sobre el mundo.