María Eugenia Mayobre

María Eugenia Mayobre (1976) nació en Caracas y creció entre Italia, Francia y Venezuela. Estudió Comunicación Social en Caracas y una maestría en Comunicación y Educación en Barcelona, España. En 2007 se mudó a Boston, donde obtuvo el Certificado de Escritura de Guión del Emerson College. Su primer largometraje, Not Like Mom, ganó el concurso anual de guión del Emerson College (2009). Es autora de los cuentos “Terrorista por Error” (parte de la recopilación V Semana de la Joven Narrativa Urbana), “Cirilo y el Doctor” (publicado en  Label Me Latina/o, 2012), “Pero bueno, Mariana” (Nos pasamos de la raya vol. 2/We Crossed the Line vol. 2, 2016). Su primera novela, Ese nombre que nunca fui (titulada ahora como El mordisco de la guayaba) ganó la I Bienal de Novela de Ediciones B Venezuela (2016). María Eugenia vive en Boston y trabaja como productora de un programa de noticias que se transmite en español, francés, alemán e italiano. 

a

Portada El mordisco web

a

El mordisco de la guayaba 

Plaza&Janés, 2018 / 160 páginas

Derechos adquiridos por:

Plaza & Janés/Penguin Random House (Mundiales en español)

NiL Éditions/Robert Laffont (Francia)

“Julia tenía pasión por las frutas tropicales, despertaban en ella la voluptuosidad que Europa había mantenido adormecida. Y no es para menos. En Italia, desde que abría los ojos hasta que los cerraba, lo único que veía eran imágenes religiosas que le recordaban su condición de transeúnte y pecadora. Las frutas tropicales, en cambio, invitaban a ser admiradas, olidas, chupadas, lamidas y descuartizadas a mordisquitos. Con su primer mango, Julia descubrió que el Génesis según la Biblia no tenía sentido. No es posible que alguien caiga en la tentación con una fruta tan aburrida como la manzana. En cambio la guanábana, la parchita, el coco… Cuando descubrió esas frutas del trópico, Julia dejó de creer ciegamente en lo que le decía el libro sagrado de su infancia y juventud.”

Con el mordisco a una guayaba nació el pecado original de esta singular familia latinoamericana. Al ver a Alfonso nacer, la bisabuela vaticinó el destino trágico de las mujeres en su familia. Cuatro generaciones después Primitiva Serapio, una niña tímida, aburrida y temerosa cede ante la locura y da rienda suelta a Mulatona Montiel, su alter ego, una mujer libre, voluptuosa, irreverente y fuerte. Ambas cohabitan el mismo cuerpo, pero no tardará una en sobreponerse a la otra. Esta es su historia.Un pecado en forma de hombre que haría enloquecer a cuatro generaciones de mujeres cultas e inteligentes. Esta es su historia.